Servicio original

Hoy en día existen muchos hospitales, residencias de personas mayores, agencias de colocación; para aquellos familiares que desean que sus padres reciban cuidados en su domicilio particular. Muchas veces inconscientemente y también la necesidad y urgencia de buscar ayuda, hacen que  los familiares no sepan  elegir una buena cuidadora,  debido a que muchas veces, las familias se dejan llevar por las apariencias.

Es más fácil creer en el mal que en el bien. El mal te da solución a corto plazo pero te da problemas a largo plazo. Hay personas que ya conocen cual es su destino en esta vida y no les importa dejarse llevar por las apariencias, aún sabiendo lo que hay detrás. Pero hay otras personas, que buscan solución en sus vidas, tener una buena cuidadora de confianza, que conozca y ame la profesión… pero muchas veces esas familias, se ven obligados/as a dejar a sus padres en grandes instituciones donde muchas veces ni ellos mismos, saben si han tomado una correcta decisión.

Una buena cuidadora honesta en su profesión

Una cuidadora no debe ser experta en conocimientos técnicos. Una buena cuidadora tiene que estar dispuesta a dar una solución al paciente y a la familia. Un señor dependiente, que no tiene movilidad, precisa ayuda para las ingestas: La Auxiliar de Enfermería debe estar con total disponibilidad y actitud, para atender a ese paciente de manera correcta a nivel físico y psicológico del paciente.

Muchas veces las familias se preocupan más por los conocimientos técnicos que el cuidador te pueda ofrecer, que por la ayuda que se puede dar. ¿Qué pasa en esas situaciones? Sorpresas no esperadas. En muchos casos nuestros mayores han sido maltratados por sus cuidadoras, recibiendo lesiones en extremidades tanto inferiores como superiores. Casos como robos de pertenencias personales, pagar mes a mes por una solución que no es recibida, etc.

Hay muchas cuidadoras que saben mucho a nivel técnico, pero muchas veces lo que sana realmente a una persona es como lo tratas, como lo cuidas, como lo atiendes. Cuando te preocupas por una persona, eso llena muchos vacíos y sonrisas perdidas.

Cuidadora Salomé es una empresa con valores y principios cristianos. Ofrecemos servicios de calidad y eficientes para las personas mayores en sus domicilios. Calidad porque nos preocupamos por nuestros pacientes, nos preocupamos para que estén bien atendidos. Eficientes porque nuestros servicios prestados  han demostrado más de una vez que los conocimientos técnicos no te hacen más persona, lo que nos hace profesionales es que atendemos con un corazón servicial: https://cuidadorasalome.com/#servicios